PRESENTACION
01 Jan 1970 | General

Columna Mario

La Clase Media

Todas las personas que nos consideramos cultas creemos pertenecer a la Clase Media, ¿cúales son los parámetros para encasillarnos en este sector?. Es por una costumbre “social” por la que decimos pertenecer a ella, un nivel social diferente al resto (¿cuál resto?). Cierta vez escuche decir que la Cultura es la herencia social de los pueblos (eso me impactó mucho), ¿somos realmente personas cultas (las de la clase media)?, ¿este es un parámetro de medición?. Trataré de ser mas profundo en este tema:

En Latinoamérica es común que se hable de clases baja y alta…, pero ¡clase media!, no es algo habitual. En Argentina se usa tal cual, pero seamos sinceros, hay clase baja y clase alta también, hay gente que esta bien y gente que esta mal…, los de la clase media ¿como estamos?. Si le pregunto esto último a los que participaron en la movilización del 8 de noviembre dirán una cosa…, los que no participaron o se abroquelaron con el Gobierno de turno dirán lo contrario…, ambos lados son la “clase media argentina”…, ¿qué difícil es entender este nivel social denominado “clase media”?.

Cuando se quiere ayudar a la gente, el hombre rico apela al dinero de su bolsillo y de su enorme cuenta bancaria para ayudar a un pobre…, creyendo que hizo una gran aporte para terminar con la pobreza. El que no es rico da hasta lo que no tiene en pos de ayudar a los más necesitados, hay una gran diferencia ¿no?. Entonces…, para ayudar a los demás…; ¿qué hace un hombre de clase media…?, hace lo mismo que el que no es rico ¿no…?, en esto pareciera que no hay diferencias. El hombre de la supuesta clase media, no siempre lo tiene todo para dar…, pero si lo mas importante (que lo tenemos todos)… ¡amor por los demás!.

En la Historia de la humanidad siempre hubo ricos y pobres, poderosos y débiles, la verdad es que no se de que lado ponerme porque no soy rico ni poderoso, ni me siento débil ni pobre…, ¿será que debo considerarme un ciudadano de clase media?. No tengo todo lo quiero…, pero si tengo lo que puedo (soy un asalariado).

Los de clase alta no quieren ser pobres, los de clase baja quieren dejar de serlo…, entonces…, ¿quiénes forman parte de esa clase media de la que tanto se habla?. En lo personal considero que utilizar la palabra “Clase” para diferenciar a los grupos sociales es discriminatorio (y medieval). La sociedad es una sola, es mi forma de ver (mi propia opinión…, no la de todos). Desde pequeño se me educo en los principios de la clase media, ahora de adulto no puedo recordar cuales eran estos principios…, ¡claro! no están escritos en ningún lugar, es solo una ilusión conceptual.

Lo que vemos con nuestros ojos y nos duele (las villas miserias), es el resultado de erradas políticas de muchísimos años y la falta de compromiso para ayudar a nuestros paisanos mas necesitados. Es fácil decirlo ¿no?…, se acuerdan de aquel Presidente que dijo: “mejor que decir, es hacer”, ¡como nos cuesta hacer algo por los demás!. La historia demuestra que hasta sus más fervientes seguidores no comprendieron esta consigna, porque muchos (no todos) se convirtieron en ricos haciendo carrera política.

A los mas necesitados, no hay que darles cosas en el mismo lugar en que viven, porque de esa manera se los mantiene en la miseria. Sacarlos de esos lugares feos (que nos duele ver), requiere de mucho esfuerzo (esfuerzo que debe ser de todos…, no solo del Gobierno Nacional).

Es increíble que viviendo todos en un vasto País –como el nuestro-, haya concentraciones de villas miserias con miles de personas que no saben adonde ir y con personas como nosotros que no sabemos decirles ¡adonde deben ir!. No tenemos soluciones y nos faltan ideas…, y hasta se nos hace un nudo en la garganta cuando intentamos aconsejarlos. Para hacer esto hay que tener dones especiales (por así decirlo)…, como los de la Madre Teresa de Calcuta.

A los mas necesitados hay que brindarles trabajo real y formal…, antes que colchones, zapatillas, chapas, cartones, etc., soluciones políticas que aparecen justo cuando se acercan las fechas de elecciones. Recuérdese que todo cambio se produce desde adentro hacia afuera…, y desde abajo hacia arriba. Los problemas sociales no se solucionan con “parches”.

Debo admitir que en una etapa de mi vida, al pensar que podía convertirme en una persona pobre ¡me asustaba mucho!. Colaborando en grupos de acción católica ayude a mucha gente necesitada, esa experiencia me permitió comprender que los pobres (las mas necesitados), no son lo que parecen ser. El hombre o mujer necesitado no tiene miedo a ser pobre…, en fin ¡no tiene miedo a nada!, la verdad es que esa falta de miedo a enfrentar la vida me provocaba envidia, porque en el fondo (quien escribe) era una persona sumamente miedosa y a la vez sumamente débil (aunque no lo admitiera). Aprendí en esos momentos que la sencillez es un gran valor humano.

Uno tiene mucho que aprender de los más necesitados antes de intentar ayudarlos en algo, para ello es necesario vivir con necesidades…, ¡todos los días!. No es cosa fácil vivir como persona necesitada cuando uno no lo es…, el materialismo no nos permite ver la realidad en su total dimensión, por eso es que a la gente de menos recursos se la discrimina con facilidad diciéndoles ¡pobres!. Es un error pensar que por tener muchas cosas, ¡somos de clase media!.

En algo coincidimos todos…, en un solo miedo…, ¡la muerte! (eso realmente nos asusta). La muerte es la misma para todos, entonces ¿para que queremos vivir como gente adinerada?, el materialismo enfermizo produce situaciones confusas en los psicológico…, situaciones de las cuales terminamos siendo esclavos. En el mundo de la política es común ser esclavos de las estadísticas.

Que se diga ahora que la clase media se duplicó es algo que me asombra, ¿a que se refieren con esta estadística los del FMI?, ¿en base a que se mide eso?. En nuestro País la gente que no tiene oportunidades es la que realmente sufre, ¿de que clase media se habla?, hay que trabajar más por lo más necesitados que…, ahora son “los menos” de la sociedad en que vivimos (¿porque lo dice una estadística?).

Sabido es que la riqueza genera pobreza también, uno se vuelve rico y miles se vuelven pobres al mismo tiempo…, esto es una cruda realidad, ¡los ricos son pocos, los pobres son miles!. Entre las mas grandes mentiras están “las estadísticas”, no solo miente el INDEC sino también el FMI por lo visto. El éxito de una sociedad no se mide por las estadísticas (que siempre son engañosas). Cuando se sufraga no hay padrones de pobres, de clase media, ni de ricos, todos estamos por igual en los mismos. En los documentos nacionales de identidad no consta haber nacido pobre o rico…, menos que uno pertenezca a la clase media;  votan los instruidos y los analfabetos (en esto hay absoluta igualdad). ¿Por qué nos empecinamos en definirnos como “clase media”?, ¿en base a que lo hacemos?…, si les digo lo que pienso muchos se enojarían conmigo (por eso me guardaré la opinión). No pretendo provocar enojos porque no soy el dueño de la verdad, apelo a la reflexión personal de cada uno…, en el silencio uno encuentra ¡la verdad!.

No es mi intención hacer un análisis político “simplista” del tema, trato de ser mas profundo y no quedarme con las traducciones mediáticas que se hacen. Esta escrito que todos somos iguales ante la Ley, todos tenemos el mismo color de sangre y el mismo derecho a vivir con dignidad. La dignidad no se compra ni se ofrece como premio, se trabaja por ella toda la vida. Por eso es muy importante enseñar con el ejemplo, eso es lo mas saludable para crecer como sociedad y ¡cómo pueblo que somos!.

 

enero 23rd, 2013

No Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

551 Spam Comments Blocked so far by Spam Free Wordpress

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

A %d blogueros les gusta esto: